When all is said by Anne Griffin

Cinco brindis por toda una vida

When All is Said

Sinopsis

At the bar of a grand hotel in a small Irish town sits 84-year-old Maurice Hannigan. He’s alone, as usual -though tonight is anything but. Pull up a stool and charge your glass, because Maurice is finally ready to tell his story. Over the course of this evening, he will raise five toasts to the five people who have meant the most to him. Through these stories – of unspoken joy and regret, a secret tragedy kept hidden, a fierce love that never found its voice – the life of one man will be powerfully and poignantly laid bare. 

Opinión

“Loneliness, that fecker again, wreaking his havoc on us mortals. It´s worse than any disease, gnawing away at our bones as we sleep, plaguing our minds when awake”.

Maurice es un señor de 84 años que vive en Rainsford, una localidad de Irlanda. Hace dos años se quedó viudo y se siente cansado y asustado. Tiene un hijo, Kevin, que reside en Estados Unidos. Sin informarle a este, Maurice decide vender todas sus propiedades. Aparentemente, para irse a una residencia de ancianos.

Maurice monta para sí una celebración de despedida, pasando su última noche en el pueblo en la suite del hotel que hay en el mismo. En este adiós, realizará cinco brindis en el bar del establecimiento, recordando a las personas más importantes de su vida.

Una despedida que nos acerca al pasado del protagonista

Para empezar, el hotel tiene un significado muy especial para nuestro protagonista, pues anteriormente fue la granja de los Dollar, en la que Maurice trabajó siendo joven. Este periodo no le trae buenos recuerdos.

Por otra parte, los cinco brindis nos acercan a las vivencias de Maurice con cinco personas bien diferentes. Las dos más emocionantes, desde mi punto de vista, son las que se desarrollan en torno al hermano mayor de Maurice, Tony, que le dejará una profunda marca para siempre; y a Molly, la primogénita de Maurice, que nació sin vida pero que, por eso, no dejó de estar presente en la memoria de su padre.

A través de los brindis, se abordan temas como la familia y su importancia, la llegada del momento en el que los hijos se independizan, el dolor cuando fallecen los seres queridos, las enfermedades psiquiátricas, la religión, etc. 

Momentos que invitan a reflexionar

Respecto a las reflexiones que suscita el libro, me quedo con la que surge de la enseñanza que Sadie inculcó a Kevin desde muy pequeñito: lo más importante en la vida es quererse a uno mismo.

A lo largo de la novela se observa lo importante que para Maurice fue Sadie. Reconoce que con ella era mejor persona, si bien tampoco oculta que su matrimonio no fue perfecto. En todo caso, creo que, en el libro, el amor tan profundo que él siente por ella no se desarrolla como se merece.

A pesar de que el un protagonista no es una persona sociable, no le gusta hablar con extraños, incluso con su hijo encuentra dificultades para comunicarse, su narración nos llena de sentimientos y nos expone relaciones personales muy especiales y emocionantes, así como describe muy bien la soledad y sus implicaciones. Sin embargo, el final de la obra no me caló tan hondo como otras partes de la misma. 

4/5

Puedes comprarlo en el siguiente enlace: When All is Said

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.