Waiting to Begin by Amanda Prowse

Waiting to Begin

Intensa, contradictoria y emotivaWaiting to Begin

Sinopsis

1984. Bessie is a confident sixteen-year-old girl with the world at her feet, dreaming of what life will bring and what she’ll bring to this life. Then everything comes crashing down. Her bright and trusting smile is lost, banished by shame—and a secret she’ll carry with her for the rest of her life.

2021. The last thirty-seven years have not been easy for Bess. At fifty-three she is visibly weary, and her marriage to Mario is in tatters. Watching her son in newlywed bliss—the hope, the trust, the joy—Bess knows it is time to face her own demons, and try to save her relationship. But she’ll have to throw off the burden of shame if she is to honour that sixteen-year-old girl whose dreams lie frozen in time.

Can Bess face her past, finally come clean to Mario, and claim the love she has longed to fully experience all these years?

 

Opinión

En el día de su 16 cumpleaños Bess estaba más que feliz por cerrar esa etapa de su vida que daría lugar a otra mucho más interesante con nuevas aventuras por vivir. Soñaba con ser azafata de vuelos y recorrer el mundo. Tenía muchas cosas que celebrar esa noche en el baile de fin de curso entre ellas y no menos importante, pensaba hacer pública su relación con el chico que ocupaba sus pensamientos la mayor parte del día. 

Tenía tantas ilusiones y esperanzas puestas en una sola idea, que cuando esta se vino abajo, todo su mundo se colapsó y no supo reaccionar para corregir los daños y seguir adelante.

37 años después volvemos a encontrarnos con Bess el día de su 53 cumpleaños. Es una mujer apagada, triste y pesimista. Incapaz de ver y celebrar todas las cosas buenas que tiene en su vida. Prefiere regodearse en las cosas que le van mal y no deja de pensar en cómo habría sido de diferente su vida de haber hecho las cosas de otra forma 37 años atrás.

Waiting to Begin se desarrolla a través de un hilo argumental en dos tiempos, 1984 y 2021. La Bess de 16 años es una chica alegre, enamorada, divertida  junto a la que es fácil estar. Tan diferente a la Bess adulta, con los reproches y las críticas en la punta de la lengua en todo momento. Se ha convertido en una de esas personas envidiosa y negativas con las que no te gustaría coincidir nunca en tu vida.

Bess es un personaje complejo y difícil de descifrar. Me costó mucho empatizar con ella pero tampoco fui capaz de juzgarla, más bien quería entenderla y ser capaz de ponerme en sus zapatos aunque fuera por un breve instante. 

Me apetecía conocerla, saber más de su vida y de su pasado. Sobre todo, necesitaba saber qué la llevó a convertirse en esta mujer tan diferente a la joven que fue. ¿Por qué vivía su vida en pausa? Qué la retenía para comenzar a vivir, a sentir y ser una mujer plena que ha superado muchos obstáculos. ¿Qué necesitaba para echar a volar?

A medida que transcurría la trama y conocía más detalles, me enganchaba más a la lectura. No entendía la actitud de Bess y aunque no me identificaba con ella sí que reconocía su situación en la de muchas personas reales y creo que ahí es donde radica la fuerza de esta historia. 

Me hizo reflexionar sobre algunos temas que hasta el momento ni se me habían ocurrido. Pero si algo me impactó mucho, fue el final. Dio un giro tan inesperado que me hizo replantearme toda la novela desde el principio. Tenía tantas certezas y estaba tan segura de que todo terminaría de una forma, que cuando pasó todo lo contrario me dejó emocionada y sin palabras.

El estilo de esta autora es impecable y cada vez mejor. Nunca se repite y siempre consigue sorprenderme sobre todo por su capacidad de construir historias de ficción tan potentes que tratan temas tan variados y que se sienten reales como la vida misma. 

Amanda Prowse en cada nueva novela nos abre las puertas a otras vidas y a otras vivencias y este es de esos libros que lees rápido pero necesitas tiempo para digerirlo porque está lleno de mensajes de los que calan hondo e invitan a reflexionar, con mucho trasfondo y crítica social. 

Una lectura necesaria y muy recomendable. 

 

5/5

Puedes comprarlo en el siguiente enlace: Waiting to Begin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.