The Vanishing Half by Brit Bennett

Portada del libro de Britt Bennet

Una novela especialPortada del libro de Britt Bennet

Sinopsis

The Vignes twin sisters will always be identical. But after growing up together in a small, southern black community and running away at age sixteen, it’s not just the shape of their daily lives that is different as adults, it’s everything: their families, their communities, their racial identities. Ten years later, one sister lives with her black daughter in the same southern town she once tried to escape. The other secretly passes for white, and her white husband knows nothing of her past. Still, even separated by so many miles and just as many lies, the fates of the twins remain intertwined. What will happen to the next generation, when their own daughters’ story lines intersect?

Weaving together multiple strands and generations of this family, from the Deep South to California, from the 1950s to the 1990s, Brit Bennett produces a story that is at once a riveting, emotional family story and a brilliant exploration of the American history of passing. Looking well beyond issues of race, The Vanishing Half considers the lasting influence of the past as it shapes a person’s decisions, desires, and expectations, and explores some of the multiple reasons and realms in which people sometimes feel pulled to live as something other than their origins.

 

Opinión

“Her father had been so light that, on a cold morning, she could turn his arm over to see the blue of his veins. But none of that mattered when the white men came for him, so how could she care about lightness after that?”

Esta novela me ha parecido especial. Es una obra coral, escrita en tercera persona, que nos adentra en la vida de dos gemelas, Desiree y Stella.

Las hermanas viven en una pequeña localidad llamada Mallard, que se encuentra en el estado norteamericano de Lousiana. El pueblo fue fundado por un mulato que deseaba formar una comunidad cuya población fuera avanzando hacia una piel cada vez más clara. A pesar de ello, el racismo convive con los habitantes de un lugar tan particular.

Las gemelas, cuando alcanzan los dieciséis años, deciden marchar a Nueva Orleans sin decir nada a nadie, ni siquiera a su madre. Catorce años después, en 1968, Desiree vuelve a su casa materna con una niña, June. Desiree fue la que siempre había soñado con vivir fuera del pueblo y la que dio el impulso definitivo a la huida.

June es fruto del matrimonio de Desiree con Sam, un abogado negro del que esta ha sufrido maltrato y del que ha escapado. Cuando la niña acude al colegio en Mallard, sus compañeros le discriminan, le ignoran. Todo ello porque el color de su piel es mucho más oscuro que el del resto de habitantes. A pesar de esa situación, June, que es muy inteligente y tiene un afán de superación envidiable, encuentra su vía de escape dedicándose al estudio y a correr. De hecho, gana premios compitiendo en carreras y, además, consigue matricularse en una universidad en Los Ángeles.

June se hará muy amiga de Reese, una persona que también ha sufrido en la vida, pero por un motivo bien distinto al del racismo. Su relación avanzará hasta que se hagan pareja. June  lo afronta como una cuestión de suerte, no cree que el color de su piel le haga merecedora de estar con alguien tan especial como Reese.

Mientras se desarrollan las historias de June y su madre, también conocemos la de Stella. Esta plantó a Desiree sin decirle nada. Su empeño último era vivir como una persona blanca, algo que siempre soñó. Ese objetivo es lo que la llevó a romper definitivamente con su familia y su pasado. En todo caso, no le abandona el sentimiento de que está viviendo una farsa y de que toda su vida podrá verse destruida si se descubre su verdad.

Llegará el momento en el que June descubrirá el paradero de su tía, hecho que le hará reflexionar sobre lo diferente que ha sido la vida de las gemelas: una, en una comunidad de mulatos, y la otra, en una de blancos. Y, lo más importante, se plantea si es conveniente hacerle saber a su tía que conoce sus verdaderos orígenes e identidad, cuando está claro que es algo que ella no desea. Reese hace comprender a June que no tiene derecho a poner en riesgo la forma de vida que su tía ha querido llevar.

Personajes elaborados, muy sufridos

El libro está escrito con un estilo muy particular, con continuos saltos de tiempo. Su argumento está elaborado, con densidad de hechos y situaciones. Sus personajes están elaborados y son variados. La mayor parte de estos coinciden en que han sufrido mucho en la vida, si bien por causas bien diferentes.

Todos los personajes me han interesado, pero los que más me han llamado la atención son Stella y Reese, que tiene una fuerza tan grande que son capaces de romper absolutamente con su pasado y su familia, todo para vivir como ellos quieren.

Por otra parte, el vínculo que existe entre las gemelas se refleja bien, imperando en cada una de ellas esa sensación de no poder vivir de una forma plenamente autónoma con respecto a la otra.

En definitiva, os recomiendo el libro. Se trata de una lectura de las que te aporta. Nos empuja a la reflexión sobre qué hacer para seguir el camino en la vida que más nos satisface. Ahora ¿quién es capaz de romper con todos sus lazos para ello? Desde luego, me atrevería a decir que alguien muy fuerte y convencido.

 

5/5

 

Puedes comprarlo en el siguiente enlace: The vanishing half

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.