The Morning Show TV serie

Ni víctimas, ni verdugos, sólo personas The morning show

Serie de Apple TV producida por Jennifer Aniston y Reese Witherspoon.

Consta de dos temporadas (ya se ha confirmado una tercera) de 10 capítulos cada una y con una duración de una hora aproximadamente.

Ganadora del Emmy, The Morning Show muestra una visión dramática, sincera y sin tapujos de las relaciones laborales modernas de un programa de TV matutino. ¿Quieres saber lo que se esconde detrás de las cámaras?

Opinión

Alex Levy (Jennifer Aniston) y Mitch Kessler (Steve Carell) con los presentadores de The Morning Show, el programa más visto en las mañanas en Estados Unidos. Su objetivo es informar de la actualidad a la vez que transmitir alegría y optimismo.

Tras 15 años trabajando juntos, Mitch es acusado de acoso sexual por una compañera y por consiguiente la cadena lo despide. De un día para otro su vida se desmorona pero también sufre las consecuencias, Alex y la cadena. Todo es mirado con lupa, son señalados y hasta cuestionados por haber permitido que algo así ocurriera sin hacer nada.

Mitch Kessler, un hombre con gran influencia, la estrella más querida, admirada y mejor pagada de los matinales se convierte de repente en un ser despreciable y odiado. Comienza así un juicio mediático en el que él no tiene ni voz ni voto. Nadie le pregunta su versión u opinión de los hechos y por el contrario todos creen lo que dice la cadena de él, de su persona y profesionalidad.

Bradley Jackson (Reese Witherspoon) es una reportera cuya carrera se ha estancado porque es incapaz de controlar su mal carácter. Cree en la verdad y que está obligada a contarla siempre, sea cual sea sus consecuencias. No tiene filtros y le da igual lo que piensen los demás de ella. Cuando la proponen como sustituta de Mitch Kessler no solo no se lo puede creer, sino que no sabe si aceptar el gran puesto de su vida o salir corriendo cuanto antes.

¿Cómo era trabajar con Mitch Kessler? ¿Es cierto todo lo que se dice de él? 

Cuando supe que The Morning Show estaba producida por Reese Witherspoon, no lo dudé y me puse a verla. Tanto desde su club de lectura como desde las series que produce Reese está muy comprometida con acercar al público historias de actualidad, controvertidas y de las que nadie se atreve a hablar tan abiertamente.

En este caso el acoso sexual en el ambiente laboral y el abuso de poder es el tema alrededor del cual gira todo. Mitch es un hombre influyente, carismático, atractivo, agradable y con el que todo el mundo quiere trabajar.

Ha llegado tan alto y se ha creído tan poderoso que este despido así de forma tan repentina y pública, lo deja por completo descolocado. Él no entiende las relaciones como los demás. Todo se basa en un intercambio de lo que quieres y qué ofreces a cambio.

No entiende el escándalo si sus relaciones han sido siempre consentidas, él no ha violado a nadie. Se siente una víctima de las circunstancias. Cree que desde que surgió el movimiento “Me too” todas las mujeres se sienten víctimas y con derecho a señalar a los hombres como si todos fueran depredadores sexuales.

En esta serie se tratan varios temas importantes desde perspectivas muy diferentes

Por una parte, tenemos las relaciones abusivas, agresiones sexuales, acoso laboral real y que rara vez son denunciadas por miedo.

Y por otra tenemos las relaciones consentidas entre compañeros de trabajo tanto en igualdad de rango como en inferioridad de condiciones y que un día, ya sea por obtener un ascenso, un cambio, o simplemente por aprovecharse de la situación, la mujer decide acusar de acoso y así conseguir su objetivo.

Sea cual sea el caso es una situación compleja, que hay que mirar y revisar desde todas las perspectivas pero que en la realidad no se hace.

El papel de la mujer nadie lo cuestiona, se la considera siempre la víctima solo porque ella lo dice. No digo que en la gran mayoría de los casos así sea, pero en una situación tan delicada como esta creo que muchos hombres son también víctimas. No es el caso de esta serie, pero si de muchas personas en la vida real.

Movimientos como “Me too” son importantes por todo lo que consiguen sacar a la luz y la visibilidad que dan a situaciones intolerables y a personas que llevan años padeciéndolas en silencio. Pero creo que son también movimientos que en la manos incorrectas, actúan como un arma muy peligrosa y de gran alcance. Y si a esto le sumamos las redes sociales y su poder de alcance, sean o no fuentes fiables y contrastables, tenemos el desastre servido.

Como ejemplo real tenemos la situación de Johnny Depp y su mujer. Da igual las pruebas o lo que diga un juez, el juicio mediático ha tenido más peso y validez que lo que diga un juez. Va a tardar más años en limpiar su imagen que lo que ha tardado su mujer en acusarlo y el resto del mundo en crucificarlo.

Me ha gustado mucho. No sé cómo será la tercera temporada, si mantendrá la calidad o tratará otros temas. En estas 2 temporadas algunas cosas son bastante previsibles y siguen una lógica, otras ocurren de forma precipitada e inesperada y creo que ese es también otro de los aciertos de The Morning Show.

Si aún te los estás pensando, aquí te dejo el tráiler.

 

Tráiler

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.