The Lodger by Valerie Keogh

Una presencia invisible

The Lodger

Sinopsis

She’s in your home…

Leigh Simons can’t say for sure what made her do it. A moment of madness, perhaps, but when the young, loud and gorgeous waitress at her favorite coffee shop reveals she is homeless, Leigh offers her the empty room in her house.

In your head…

Gina is the perfect lodger; Leigh, lonely and frustrated with her life, becomes infatuated with the woman – her boldness, her zeal. If only Leigh could be more like Gina…

And missing without trace.

So when Leigh returns from a work trip she’s shocked to find Gina missing. Where could the young woman have gone…and why?

Leigh fears that something terrible has happened – why else would Gina leave her?

But as she sets out to find her missing lodger, what Leigh discovers changes everything she knows about Gina….and her own life, too.

 

Opinión

Hacía ya tres meses que Leigh trabajaba en Lancaster International. Su trabajo era estresante y cada día le gustaba menos. Por si esto no fuera suficiente su jefe a la más mínima oportunidad se comportaba de forma inapropiada con ella. 

La relación con su novio había llegado a un punto muerto. Solo se veían los fines de semana y hacían básicamente lo que a él le apetecía. Leigh se había amoldado a este estilo de vida pero cada vez se sentía más sola. Sin ser consciente estaba amargada, rabiosa e inmensamente infeliz.

Cada mañana Leigh compraba el café para llevar en un lugar que le gustaba mucho, no solo por la calidad del café sino también por su camarera. Gina era una chica amable y alegre. A simple vista parecía feliz. Pero además, le transmitía tan buenas energías que cada día Leigh volvía a por más. 

El día en que todo cambió, en lugar de coger su café para llevar, Leigh decidió tomárselo allí. Por primera vez notó que Gina no sonreía y estaba cabizbaja así que la invitó a sentarse con ella. Tras algo de insistencia, Gina le contó su problema y a Leigh no se le ocurrió otra cosa que ofrecerle su habitación de invitados por el mismo precio que Gina pagaba en su actual alojamiento. 

Y esa misma tarde, sin apenas haber hablado más del tema, Gina se mudó a vivir con Leigh. Apenas se conocían y ahora vivirán bajo el mismo techo. ¿Qué diría su novio cuando se enterase? ¿Cómo harían cuando él viniera los fines de semana? ¿Traería Gina invitados a la casa? ¿Cuáles eran sus horarios de trabajo? Bueno, al menos ya no estaría sola al volver cada día del trabajo. Y con este pensamiento, Leigh conseguía mantener a raya todas sus dudas y miedos.

Por temas de trabajo Leigh se tiene que marchar una semana de viaje. Se lo comunica a Gina en el último momento y de la forma menos adecuada por lo que terminan discutiendo. 

Una semana después al llegar a casa algo más calmada Leigh espera a Gina para hablar y pedirle perdón por su actitud. También va a aprovechar la ocasión para dejar claras las normas de convivencia. Pero Gina nunca aparece y lo que es aún peor, la vida de Leigh se complica aún más. 

The Lodger es una historia con mucho ritmo. La tensión no deja de ir en aumento en ningún momento. Los capítulos son cortos y la trama está en constante cambio hasta el final. La autora te hace dudar de todo el mundo incluso de la propia protagonista. Llegas a un punto en que lo mejor y lo único que puedes hacer es leer y dejarte llevar por la historia que es sorprendente e imprevisible. 

Leigh es trabajadora, bondadosa e incapaz de ver el lado malo de las personas pero no es tonta. Cuando está al límite surge su mente matemática y analítica que es capaz de tomar distancia y analizarlo todo al detalle y como mucha rapidez. Es un personaje que se disfruta mucho a pesar de lo estresante que resulta estar en su piel.

The Lodger es lo primero que leo de Valerie Keogh y me ha conquistado. Introduce a los personajes con breves pinceladas. Nos desvela sus personalidades y características muy poco a poco de forma tal que el lector nunca cuenta con todos los detalles aunque nos hace creer lo contrario. 

Comencé a leer The Lodger una noche antes de ir a dormir y ya no pude parar. Un capítulo más, no era suficiente. Tampoco encontraba un momento adecuado en el que dejar la lectura hasta el día siguiente. Fue una noche muy corta y en la que apenas dormí gracias a esta historia que me mantuvo con un suspense tal que no podía cerrar los ojos. Si dejaba de leer, pensaba en los personajes y si leía, no dormía.

No puedo más que recomendarla mucho.

 

5/5

Puedes comprarla en el siguiente enlace: The Lodger

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.