Such a fun age by Kiley Reid

Protagonistas especiales y hechos peculiares

Such a fun age

Sinopsis

When Emira is apprehended at a supermarket for ‘kidnapping’ the white child she’s actually babysitting, it sets off an explosive chain of events. Her employer Alix, a feminist blogger with the best of intentions, resolves to make things right.

But Emira herself is aimless, broke and wary of Alix’s desire to help. When a surprising connection emerges between the two women, it sends them on a crash course that will upend everything they think they know – about themselves, each other, and the messy dynamics of privilege.

Opinión

“I think it would be best… if we went our separate ways? And that those paths never again… connected’.

Esta novela es la propuesta de enero 2020 de Reese’s book club. Tiene muy buenas críticas y, en la sinopsis, podéis comprobar que su argumento es bastante atractivo.

Considerando los antecedentes expuestos, me adentré en el libro con unas expectativas elevadas. Quizás esto ha condicionado mi opinión sobre el mismo.

Nos situamos en 2016, en Filadelfia, cuando en Estados Unidos se vivió el disparo de población negra por parte de la policía.

Emira es una joven negra (25 años) que tiene trabajos precarios y a tiempo parcial, combinando el cuidado de niños con labores de secretaria. Precisamente, cuando se ocupa de Briar, una niña blanca de tres años y de familia bien posicionada, es señalada como secuestradora de esta. Todo se aclara, pero desde esta situación empiezan a desarrollarse hechos peculiares, por definirlos de alguna manera, con dos protagonistas especiales.

La situación desencadenante

Por un lado, tenemos a Alix, madre de Briar, que comienza a experimentar un desmesurado interés por Emira después del incidente. Por otro lado, nos encontramos con Kelley, un hombre que graba la escena en la que Emira es acusada de tentativa de secuestro y que propone a esta volcar el video en internet, algo con lo que ella no está de acuerdo.

Alix y Kelley tienen un pasado en común que puede haber contribuido a que su relación con las personas de raza negra sea anómala. Seguramente esta es la parte del libro que más ha favorecido a que no me haya identificado con él. Posiblemente porque vivo en una sociedad diferente y, sobre todo, porque siempre me han enseñado a valorar a las personas por lo que son, no por su color, ideología, religión, sexo, etc. Y, además, no concibo que nadie se meta tanto en la vida de otro como lo hacen Alix y Kelley con Emira.

El racismo como punto de partida

El libro se centra en el tratamiento del racismo, principalmente, pero de una forma que se hace difícil de entender para las personas que no viven en la sociedad en la que se desarrolla. No involucra al lector en el problema. Creo que se debe a que Alix y Kelley son personajes que, para mí, tienen un elevado grado de inverosimilitud. Tampoco me resultan creíbles otros asuntos que trata, como las diferencias de clase social, la amistad o las preferencias de los padres por alguno de sus hijos.

La forma de escribir de la autora, por otra parte, no es sencilla y se hace algo complicada para los hispanohablantes. Además, es difícil encontrar sentido a una parte importante de los diálogos.

En definitiva, me ha decepcionado y no coincido con la valoración general de este libro. Os animo a que lo leáis y tengáis vuestra propia opinión. Intuyo que esta tendrá mucho que ver, y de forma especial, con gustos personales, expectativas, situación anímica, etc.

2,5/5

Puedes adquirirlo en el siguiente enlace: Such a fun age by Kiley Reid

2 respuestas a «Such a fun age by Kiley Reid»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.