Stateless TV Serie

Stateless TV Serie

La realidad siempre supera a la ficciónStateless TV Serie

Título en español: Desplazados

Serie australiana creada por Cate Blanchett, Tony Ayres y Elise McCredie.

Protagonizada por Yvonne Strahovski, Jai Courtney, Fayssal Bazzi y Asher Keddie.

Cuenta con seis capítulos de una hora de duración aproximada cada uno.

Sinopsis

Las vidas de una mujer que se ha fugado de una secta, un refugiado con su familia, una funcionaria y un padre con problemas para llegar a fin de mes, se cruzan en un centro de detención de inmigrantes en Australia.

La historia real en la que está inspirada Stateless

Cornelia Rau, azafata de vuelo de Qantas, tenía serios problemas mentales, que las personas de su entorno desconocían. Era bastante habitual en ella desaparecer por largos periodos de tiempo sin que nadie supiera en donde estaba, aunque siempre contactaba con su familia.

Cornelia Rau
Cornelia Rau

Nació en Alemania, pero tenía residencia permanente en Australia. A los 18 meses sus padres se mudaron a Australia y desde entonces ha vivido allí, por eso es capaz de hablar sin problemas con acento alemán (aunque lo más básico) y australiano.

Con el tiempo su enfermedad mental se fue agravando, pero el punto de no retorno lo marcó su entrada en la secta Kenja Communication. Dejó su trabajo, a los pocos amigos que tenía y se alejó por completo de su familia.

En 2004 desapareció del hospital. Frente a su negación de identificarse ante la policía y también ante los oficiales de inmigración, deciden detenerla y pasa seis meses presa. De ahí es transferida bajo sospecha de inmigración ilegal a Baxter un centro de detención donde pasa otros cuatro meses hasta que descubren su verdadera identidad.

Para la realización de la serie, el equipo de Netflix ha contado con el apoyo y colaboración de Cornelia Ray y su familia.

Opinión

En Stateless conocemos a Sofie (Cornelia Rau) que rechazada por las únicas personas que ella creía eran sus amigos y harta de su familia, decide hacerse pasar por otra persona y desaparecer para siempre. Con tan mala suerte que las autoridades la consideran inmigrante ilegal y la encierran en un centro de detección.

Sofie as Cornelia Rau

Ameer y su familia llevan años huyendo de su país, al fin han conseguido reunir el dinero para subir en uno de los barcos que llevan a inmigrantes ilegales hasta las costas de Australia donde pedirán asilo. Tras una larga lista de infortunios, consigue llegar a Australia solo que no esperaba ser encerrado como un criminal en un centro de detección de inmigrantes.

Cam es un hombre agotado con una familia numerosa a la que apenas puede alimentar. Su trabajo apenas le da para vivir, aunque se mate a hacer horas extras. Cuando le surge la oportunidad de trabajar en Barton, el centro de detección, apenas se lo piensa y se lanza con todas sus energías a ocupar su nuevo puesto.

Claire es la nueva jefa de Barton. Desde que su puesto está vacante, nadie se ha hecho cargo de revisar los expediente de los detenidos y como consecuencia hay personas que llevan años pendientes de entrevista, a la espera de recibir un visado o ser deportados a sus países de origen. Lo primero para Claire es poner al día los expedientes y además poner orden en lo que ella cree que es un desmadre. Es una mujer dura y fría que ha sacrificado todo en su vida por el trabajo.

Barton es un lugar que desgasta emocionalmente y que consigue sacar lo peor de cada uno. En mayor o menor medida, los empleados encargados de mantener el orden, sufren esta situación y actúan en consecuencia.

Cuatro personas, cuatro vidas diferentes y un lugar en común

Stateless es una serie tremendamente dura, que conmueve profundamente no solo por la situación que cuenta que es muy similar a la que podemos ver en los telediarios cada día. Sino porque nos habla de algo ocurrido recientemente y que aun hoy día sigue ocurriendo a pesar de las denuncias de diversas organizaciones humanitarias.

Desde el momento en que entran en el centro de detección, se les deja de llamar por su nombre y pasan a ser un número más, el asignado a su caso. Pierden su dignidad y cualquier rastro de humanidad que conservaban hasta llegar allí.

Pasan a ser un número en una larga lista de casos pendientes de resolver, absorbidos por una burocracia que no entiende de personas, circunstancias o situaciones personales.

En la mayoría de los casos son personas inocentes, perseguidas bajo pena de muerte en su país, que arriesgan su vida y lo poco que poseen para buscar una vida mejor y se ven encerrados como criminales por tiempo indefinido en estos centros.

Desmonta mitos

Hasta antes de ver esta serie, tenía la creencia de que Australia era uno de los países en los que mejor eran tratados los inmigrantes ilegales. Donde a pesar de los controles tan exhaustivos, a los inmigrantes ilegales se les trababa como a personas, respetando sus derechos y teniendo en cuenta la situaciones individuales. Como podemos ver en Stateless, nada más lejos de la realidad.

Desde hace años varias organizaciones han denunciado la situación de estos centros y como resultado se le ha denegado el acceso a la iglesia, a los abogados y a organizaciones humanitarias. De esta forma han conseguido seguir con los maltratos y ocultarlos al mundo.

Stateless es impactante, deja con mal sabor de boca, pero que desde mi punto de vista es imprescindible verla. Nos hace más conscientes de la grave situación que atraviesan los refugiados, no solo en Australia, sino en todas partes del mundo y que es muy poco o nada, lo que hacemos por ellos.

Tráiler

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.