Mustard seed by Laila Ibrahim

Mujeres fuertes y luchadoras con gran capacidad de amar

Sinopsis

Oberlin, Ohio, 1868. Lisbeth Johnson was born into privilege in the antebellum South. Jordan Freedman was born a slave to Mattie, Lisbeth’s beloved nurse. The women have an unlikely bond deeper than friendship. Three years after the Civil War, Lisbeth and Mattie are tending their homes and families while Jordan, an aspiring suffragette, teaches at an integrated school.

When Lisbeth discovers that her father is dying, she’s summoned back to the Virginia plantation where she grew up. There she must face the Confederate family she betrayed by marrying an abolitionist. Jordan and Mattie return to Fair Oaks, too, to save the family they left behind, who still toil in oppression. For Lisbeth, it’s a time for reconciliation. For Jordan and Mattie, it’s time for liberation.

As the Johnsons and Freedmans confront the injustice that binds them, as well as the bitterness and violence that seethes at its heart, the women must find the courage to free their families—and themselves—from the past.

Opinión

“You must remember that liberty is a most precious gift from God. No one has the right to wrest it from you, though many will try.”

Esta novela sigue manteniendo, como personajes principales, los que protagonizaban “Yellow Crocus”. En todo caso, se puede leer de forma independiente. El lector se adentra fácilmente en la historia que se desarrolla sin necesidad de haber leído el libro que narra los años anteriores a los que se tratan en este.

Una segunda parte que puede leerse de forma independiente

En esta obra nos situamos en los años posteriores a la guerra de secesión. Lisbeth viaja con su hijo Sammy, de nueve años, y su hija Sadie, de seis, desde Ohio, donde residen, a Virginia, para visitar a sus progenitores, puesto que su padre se encuentra muy enfermo.

Lisbeth se distanció de sus padres porque no estaba a favor de la esclavitud, mano de obra que estos utilizaban para trabajar la plantación de tabaco que poseían. De esta forma, Lisbeth se trasladó a Ohio, estado en el que esta práctica se encontraba abolida.

A pesar de que la guerra de secesión, una vez finalizada, lleva a la prohibición de la esclavitud, Lisbeth observará en Virginia que muchos terratenientes mantienen a los negros en condiciones penosas.

Además, los negros libres que buscan un futuro en las poblaciones son apresados, acusados de vagabundos, y serán subastados. En definitiva, todavía queda recorrido para que la población negra obtenga sus derechos con plenitud.

En este marco, Lisbeth se verá envuelta en la lucha de su nodriza Mattie, que está empeñada en recuperar la libertad de su prima. Será un proceso lleno de emoción e intriga, en el que intervendrá el hermano de Lisbeth, Jack, derrochando odio y maldad.

El libro nos adentra en un tiempo histórico muy interesante. A pesar de la abolición de la esclavitud en Estados Unidos, será preciso recorrer un largo camino hasta su pleno desarrollo, rompiendo las inercias de la situación anterior.

Los personajes se describen increíblemente bien. Especialmente, me encantan Mattie, la hija de esta (Jordan) y Lisbeth: son mujeres fuertes, luchadoras, resilientes y con una capacidad enorme de amar.

Nuevamente, Laila Ibrahim nos hace sentir mucho, con un libro escrito con un lenguaje sencillo, que es muy entretenido y en el que el lector avanza con avidez, conociendo sobre un momento histórico importante. He leído tres libros de esta autora y a todos ellos los adoro. Espero que a vosotros os pase lo mismo.

5/5

Puedes comprarlo en el siguiente enlace: Mustard Seed by Laila Ibrahim

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.