Flowers from the Storm by Laura Kinsale

Flowers from the Storm

Novela romántica diferente y originalFlowers from the Storm

Sinopsis

The Duke of Jervaulx was brilliant and dangerous. Considered dissolute, reckless, and extravagant, he was transparently referred to as the ′D of J′ in scandal sheets, where he and his various exploits featured with frequency. But sometimes the most womanising rake can be irresistible, and even his most casual attentions fascinated the sheltered Maddy Timms, quiet daughter of a simple mathematician.

Opinión

“She brought her arms up around his shoulders and held him tightly. The softness of her reawakened him. He nuzzled his face into her skin, and while she clung to him as if she were drowning, he took advantage of the moment to tarnish her good character one more time. She seemed to enjoy it. God knew he did.”

Esta es una novela romántica diferente, original. A pesar de que los personajes principales se nos presentan, en un principio, como los típicos del género, con un duque sexi, mujeriego y desvergonzado, y una mujer humilde y de valores morales muy arraigados en su alma, ambos protagonizan una historia especial, distinta.

El duque de Jervaulx, que ha llevado una vida disoluta y es un experto en matemáticas, sufre una apoplejía que le deja bastante afectado. Además, en la época en la que vive, enfermedades o padecimientos como el que sufre son tan desconocidos que se tratan en manicomios,  de forma que el duque acaba internado en uno de ellos.

Jervaulx tiene sus funciones cerebrales deterioradas: no puede comunicarse convenientemente y tiene que hace un  esfuerzo inmenso para intentar entender todo lo que se le comunica, muchas veces sin conseguir los frutos deseados. Además, es incapaz de manejar su cuerpo con normalidad. Como consecuencia de todas esas limitaciones, el hombre está lleno de frustración.

En el centro en el que se encuentra el duque entra a trabajar Maddy, hija de un matemático con el que aquel había establecido una colaboración. Ella es una piadosa cuáquera, muy seguidora de las pautas que establece su religión. Cuando se encuentra con el convaleciente duque, siente que su misión es cuidarlo y ayudarle a restablecerse.

Desde el principio, Maddy se da cuenta de que el duque no está loco y que la situación que él está viviendo es la causa de su enajenación.

Maddy será una pieza fundamental en la lenta recuperación del duque y se involucra mucho en el proceso. Más sabiendo que la familia de Jervaulx quiere inhabilitarle. Y cuando parece que el hombre va avanzando de forma muy óptima, surge un nuevo problema: se ponen de manifiesto unas enormes deudas del ducado.

Ante la manifestación de las deudas, el duque reacciona de una forma que sorprende al lector. Más después de lo que ha sufrido. Y es que su postura es fingir que no pasa por dificultades económicas y mantiene un elevado ritmo de vida. Sin embargo, esa actuación obedece a una estrategia que podemos entender en mayor o menor medida.

El argumento anterior se desarrolla con unos personajes principales bien ideados aunque no llegué a conectar plenamente con ninguno de ellos. Sufrí con Christian, el duque, mientras experimenta las consecuencias del derrame cerebral y es tratado con brutalidad en el centro médico en el que le ingresan. Sin embargo, perdí la conexión con él cuando actuaba con una prepotencia violenta, siendo consciente de esa actitud. Creo que no todo se puede justificar por la frustración. Por su parte, Maddy vive sus creencias de forma tan rigurosa que puede resultar algo excesiva para el lector. Ella entiende que lo que ha sufrido el duque es un castigo de Dios por la vida tan licenciosa que ha llevado. Esto último también lo piensa la madre del aristócrata, lo que sí se hace algo bastante exagerado para quienes se adentran en la novela.

La profundidad de las convicciones de Maddy hace que su relación con Christian sufra bajones. Sobre todo porque ella cree que, debido a la misma, corre el peligro de que le echen de su comunidad de cuáqueros. El punto más intenso de la relación lo encontramos cuando los principios morales de ella chocan con la forma de vivir de él y, al mismo tiempo, existe una gran atracción entre ellos. En diversos momentos, cuando parece que ella decide seguir lo que le dicta el corazón, vuelve su lucha con los principios morales.

En definitiva, nos encontramos ante una novela que tiene un argumento particular. Nos adentra en la forma tan desafortunada en la que, hace siglos, se trataban las enfermedades que eran desconocidas. También, en la forma de vivir de los cuáqueros, que conforman una comunidad que vive con austeridad, trata a las personas como iguales (sin considerar títulos aristocráticos o clases sociales) y ve en Dios un ser justiciero más que un padre. Sin embargo, es un libro que no me ha dejado plenamente satisfecha debido a sus personajes principales, a cómo trata los temas que plantea y a su estilo literario.

 

4/5

Puedes comprarlo en el siguiente enlace: Flowers from the Storm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *