If You Were Me by Sheila O’Flanagan

La vida y sus giros inesperados

If You Were Me

Sinopsis

You’re engaged to a great man. You’re on a countdown to your wedding day. You stopped thinking about your first love a long time ago.

But what if one unexpected, forbidden kiss were to throw your life upside down?

Carlotta O’Keefe suddenly finds herself wondering if the girl she was would recognise the woman she has become.

She thought she was living a charmed life. But what if she’s got it all wrong?

What if her past is meant to be her future?

Opinión

“[…] I’m the sort of person who plans ahead. I’m practically pathological as far as advance planning is concerned. So surely I should’ve anticipated the possibility of nodding off […] But the thing is, I don’t normally sleep during the day. I find it hard enough to sleep at night. Four hours out for the count was totally unforeseeable”.

Carlota es una mujer de éxito tanto profesional como personalmente. Y está en la cuenta atrás para casarse, con el que ella cree que es el amor de su vida. Todo marcha bien y según lo previsto hasta que se reencuentra con alguien de su pasado. Alguien a quien ella creía olvidado. Luke, su primer amor, el que dicen que nunca se olvida y que ella está a punto de comprobar cuánto de cierto tiene esta afirmación.

Luke era vecino de Carlota, pero también su mejor amigo hasta que se convirtieron en algo más. Para la Carlota de 15 años, Luke era un sueño hecho realidad. Ninguno de los dos le había puesto nombre a esto que recién comenzaba a surgir, aún no. Sabían que era algo diferente, nuevo para ambos, bonito y especial.

La última noche que salieron, transcurrió con normalidad. Se despidieron en la puerta de casa con la idea de verse al día siguiente, como siempre. Pero esto nunca ocurrió. Luke y su familia desaparecieron sin dejar rastro, hasta el día de hoy muchos años después.

Personajes y situaciones que se sienten muy reales

If you were me es una historia que se siente muy real, como si conociera a los personajes y siguiera sus vidas de cerca como si de amigos se tratase, aunque es cierto que en algunos momentos las situaciones caen en los típicos clichés y resultan previsibles.

Me ha encantado la protagonista. Es una mujer actual, fuerte, decidida y ambiciosa. Con las ideas claras, que sabe lo que quiere y cómo conseguirlo. No es la típica protagonista desvalida y necesitada de ayuda masculina para solucionar sus problemas. Se enfrenta a sus miedos y dilemas de frente, dándoles la cara sea cuales sean las consecuencias.

Una trama envolvente y bien desarrollada

Los personajes están todos bien creados. La trama avanza rápido, se detiene solo en los puntos interesantes y que aportan algo a la historia, no le sobran páginas. Otra cosa a destacar es todo lo referente a las costumbres españolas que menciona la autora. Se nota su gusto por España, sus costumbres y estilo de vida. No suelta los típicos clichés y nos anima a visitar y conocer un poco más sobre los sitios en los que se desarrolla parte de la trama.

If you were me también nos plantea un dilema al que muchos nos hemos tenido que enfrentar al menos en alguna ocasión de nuestras vidas ¿Soy feliz? ¿Estoy con quien quiero pasar el resto de mi vida? ¿qué habría hecho yo en su lugar en la misma situación?

Son preguntas sencillas pero que sin embargo requieren un análisis y sinceridad para la que no todo el mundo está preparado. No siempre tenemos una única respuesta ni podemos regirnos por un patrón. Creo, además, que si nos hacemos este tipo de preguntas es por algo no marcha bien en nuestras vidas.

Una novela sencilla pero muy entretenida y bonita.

4/5

Puedes comprar la novela en el siguiente enlace: If You Were Me

Vuelta a casa de mi madre película

Una reflexión divertida sobre la vida

Vuelta a casa de mi madre portada

Título original: Retour chez ma mère

Película francesa de 97 minutos de duración

Dirigida por Eric Lavaine y protagonizada por Josiane Balasko y Alexandra Lamy

Sinopsis

Stéphanie, a sus 40 años, se ve obligada a regresar a casa de su madre tras perder su trabajo, su dinero y ser abandonada por su marido.

Stéphanie es recibida con los brazos abiertos, pero ambas, acostumbradas a sus rutinas y que no convivían desde hacía mucho tiempo bajo el mismo techo, tendrán que hacer acopio de paciencia para sobrellevar la nueva situación y poder vivir juntas.

Opinión

Sin trabajo, sin casa, sin pareja, y con un hijo pequeño, a Stéphanie no le queda otra que recoger lo poco que queda de su vida y volver a vivir a la casa de su madre.

Pero ya no es una niña y ambas mujeres tienen sus costumbres, su forma de vida organizada de cierta forma que puede chocar con la otra. Lo que para una es lo normal, para la otra es incomprensible. Y así comienza una convivencia llena de fricciones desde la hora del desayuno.

Pronto se da cuenta, que la búsqueda de empleo va a resultar mucho más difícil de lo que pensaba. Porque en los años que corren ser una mujer de 40 años, muy bien cualificada y con un niño pequeño, en lugar de abrirte puertas, las cierras porque “sales muy cara”.

Con su familia la situación no es mucho mejor. Se ha convertido de la noche a la mañana en “la apestada”. Son todas situaciones nuevas para las que no está preparada sobre todo emocionalmente.

En fin, esta es una película que refleja muy bien una realidad cada vez más extendida y habitual en muchos hogares. Me ha gustado mucho la variedad de personajes y lo bien caracterizados que están, de los cuales la madre es mi preferido con diferencia. Con más de un giro inesperado y las típicas situaciones llevadas al extremo.

Una película que aunque no te hace reír todo el rato, si que resulta muy agradable de ver, con momentos muy divertidos y que nos invitan a reflexiones muy interesantes sobre el tipo de vida que llevamos, como repercute en nosotros como personas y en nuestras familias.

Tráiler

 

No Time to Say Goodbye by Kate Hewitt

Lo inevitable de la vida

No Time to Say Goodbye

 

Sinopsis

It hit me, the reality of it, in a way it hadn’t before like a sledgehammer straight to the chest. Laura was gone. She was never coming back. I’d never see her again; she’d never hum in the kitchen, she’d never pull Ruby onto her lap and tickle her tummy as she buried her face in the sweet curve of our daughter’s shoulder.

Nathan West loved his wife Laura with all his heart. But now she’s gone, taken from him in a seemingly random act of violence. Laura was the glue that held their family together. And for Nathan, life without her feels almost meaningless.

As he tries to find hope in the darkness, his three young daughters express their grief in different and challenging ways – with one set on a path of self-destruction that could devastate their family all over again. Desperate to understand his own heartbreak better, he reaches out to others who had known Laura. Including her new friend Maria, whose light and warmth are exactly what their grieving family needs, and who is soon helping out and providing emotional support for them all.

But the picture Maria paints of Laura is unfamiliar to Nathan – of a wife who felt ignored, a mother who felt she couldn’t do enough – and he struggles to reconcile it with his own memories of the woman he loved. Is it possible he didn’t know his wife after all? And can he trust Maria? He can’t escape the feeling that she’s keeping something from him.

Maria is hiding a secret with the power to rock Nathan’s family to its core. Because it is about what happened the day that Laura died…

Opinión

“How do people survive grief? How do we keep going and going, like wind-up toys, marching forward when all we want to do is fall apart?”

Cuando a Nathan le comunican la muerte de su mujer, lo primero que piensa es que debe ser un error, que esas cosas las ve a diario en las noticias o le pasan a los demás, no a él. Todo a su alrededor se desdibuja y deja de tener sentido. Se siente roto por dentro y con tanto dolor que apenas puede expresarse con claridad.

Incapaz de asimilar lo que está pasando y la repercusión que esto tiene en su vida y en la de su familia, se deja llevar por la inercia. Las hijas por su parte, cada una con su dolor y rabia a cuestas, gestionan sus emociones como pueden y a la vez, intentan adaptarse cuanto antes a la nueva situación.

Nada es como creía

Nathan necesita algo a lo que aferrarse y en María encuentra ese último nexo con su mujer, una amiga de la que apenas conocía nada. Pronto se da cuenta, de que había muchas cosas de su mujer que desconocía. Que nada tienen que ver su Laura con la mujer que le describe María. Una Laura infeliz y apesadumbrada, que se preguntaba muchas cosas sobre la vida en general y la suya en particular. Sobre su existencia y su matrimonio.

Algo que me gustó mucho, es el hecho de que Nathan no se recrea en los momentos dulces y bonitos de su relación. Por el contrario, analiza sus recuerdos y es cuando comienza a darse cuenta de que en vez de tener muchos buenos recuerdos solo tiene muchos momentos en los que le falló a su mujer y a su familia. De las ocasiones en que pospuso todo por trabajo, traicionó sus ideales y terminó convirtiéndose en la persona que nunca quiso ser.

Bonita, emotiva y muy humana

Es una historia muy emotiva y bonita. Llena de humanidad y que nos da otra perspectiva de las segundas oportunidades y también del dolor y sufrimiento ajeno. Todos los personajes son de los que dejan huella por lo bien creados que están. Desde las hijas, cada una en edades diferentes, con sus características y complejidades propias de la edad. Pero quien más me ha gustado e impresionado, es María.

Una mujer que vive como un fantasma y de repente, se da cuenta de cómo es y ha sido su vida en los últimos años. Sus intervenciones al principio son cortas, pero a medida que avanza la novela va ganando protagonismo hasta ser quien lleve el peso de la narración.

Y aunque es por Nathan o por las niñas por quién en realidad debería sentir pena, nada de lo que ellos me inspiraron tiene que ver con los sentimientos que me provocó María. Es un personaje potente, que me provocaba mucha ternura. Podía sentir su dolor, su pesar y su forma de aferrarse a la vida aun cuando tenía pocas cosas por las que seguir adelante. Una superviviente nata.

Una historia apta para todo tipo de público, que invita a reflexión y que he disfrutado mucho.

5/5

Puedes comprarlo en el siguiente enlace: No Time to Say Goodbye

Ten Days In A Mad-House by Nellie Bly

Precursora del periodismo de investigación

Ten Days in A Mad-House

Sinopsis

Ten Days in a Mad-House is a book by newspaper reporter Nellie Bly. The book comprised Bly’s reportage for the New York World while on an undercover assignment in which she feigned insanity at a women’s boarding house, so as to be involuntarily committed to an insane asylum.

Opinión

Ten days in a mad-house es una historia real, muy bien escrita.  Con unas 80 páginas que se leen muy rápido. Resulta dura, espeluznante, pero sobre todo muy interesante. Creo que es una historia que merece la pena ser leída y conocida.

Nunca antes había oído hablar de Nellie Bly y esta breve historia o relato, me lo recomendaron como ejemplo de mujeres que habían sido diferentes, con una mentalidad muy avanzada para su época. Que tenían otras aspiraciones o sueños y el típico papel de “mujer de la época” se les quedaba pequeño.

Mujeres que no se frenaban ante ningún obstáculo si creían que debían hacer algo y luchaban hasta conseguirlo.

Entre ellas, está Elizabeth Jane Cochran más conocida como Nellie Bly. Periodista precursora del periodismo encubierto y la primera reportera de periodismo de investigación.

Nellie Bly reportera

Sus primeros artículos dejaron claro el tipo de periodismo que le gustaba hacer y que haría. A ella no se la podría dejar en las “páginas para mujeres” porque no le interesaba escribir sobre moda o el hogar.

Sus artículos eran más comprometidos y serios. Le interesaban los problemas reales de la clase obrera y sobre todo de las mujeres.

Muy controvertida y polémica, con un estilo agresivo, alcanzó el punto más alto en su carrera cuando se embarcó en la aventura de seguir los pasos de Phileas Fogg (el protagonista de Julio Verne) y darle la vuelta al mundo en menos de 80 días para así batir su récord y además iría publicando cada día un artículo sobre las cosas interesantes que le irían sucediendo.

Su éxito fue rotundo y marcó un antes un después en el periodismo, sobre todo para las mujeres. Demostró, entre otras cosas, que sí podían y estaban capacitadas para hacer muchas más cosas que estar en casa cuidando a la familia.

Y si te gusta o interesa este tema, también hemos reseñado en el blog The Key

4/5

Puedes comprarlo en el siguiente enlace: Ten Days in a Mad House