Baking impossible TV program

banking impossible barco

Ingenio y precisión con resultados sorprendentesbanking impossible tv program

Título en español: Dulce ingeniería

Concurso de repostería, presentado por Netflix.

Cuenta con 1 temporada de 8 episodios de 40 minutos aproximadamente cada uno, presentados por Justin Willman.

El jurado está compuesto por Andrew Smyth, especialista en “bakineering” = respostería + ingeniería. Joanny Chang, prestigiosa repostera y Hakeem Oluseyi, ingeniero.

Cada uno valorará la parte que le corresponde, excepto Andrew Smyth que es quien valora el conjunto y además quien cada vez decidirá el resto a superar por los concursantes.

El premio es de 100 mil dólares. Los equipos están compuestos por un repostero y un ingeniero, que no se conocen con antelación. Deberán elaborar un postre que además de comerse funcione según unos requisitos marcados en cada caso por el jurado.

Por ejemplo, en el primer capítulo deben elaborar un barco que navegue durante 45 segundos de un punto a otro, sin hundirse y una vez finalizado el trayecto, debe comerse y estar sabroso.

Con cada prueba que superan están más cerca del premio, pero es también más complicado el obstáculo a superar.

baking impossible barco

Los concursantes reposteros no tienen Estrella Michelín, ni son famosos o reconocidos. Son personas anónimas, con experiencia, que tienen negocio propio o quieren comenzar uno por su cuenta y esto quizás lo hace más extraordinario aún, por las cosas tan increíbles que son capaces de crear.

Cada capítulo es más difícil que el anterior. Son muchas horas las que trabajan en cada creación que son cada vez más originales e imaginativas. También son muchos los requisitos a tener en cuenta por parte del jurado y por parte de su desarrollo para que todo funcione técnicamente, estén buenos y además superen las diferentes fases de testeo a las que son sometidas por el jurado.

Es un concurso diferente, muy divertido y que despierta la curiosidad. No se trata de un concurso de cocina más. Es ideal para ver en familia pues puede gustar a todos independientemente de su edad.

Resulta muy curioso ver la evolución de cada pareja a medida que las cosas se complican. El esfuerzo, la alegría cuando todo va según lo planeado o la frustración cuando algo falla.

Tienen que cuidar cada detalle y trabajar en equipo para que funcione el conjunto. Resulta estresante y divertido verles. Pero, sobre todo, es un programa imprevisible.

¿Quién ganará? Hagan sus apuestas.

 

Tráiler

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.